Por Francisco Bolzán

En medio de la pandemia de coronavirus COVID-19, profesionales y desarrolladores de diversos puntos del país pusieron a disposición sus conocimientos y recursos para fabricar insumos sanitarios destinados a proteger a trabajadores sanitarios y de fuerzas de seguridad que están combatiendo la enfermedad.

RECONECTAR se puso en contacto con quienes están detrás de algunas iniciativas solidarias y colaborativas para conocer más detalles. Además, te mostramos cómo es el proceso desde adentro de los talleres.

Viseras faciales

En base a modelos utilizados en otros países y disponibles en Internet, numerosas agrupaciones y quienes tienen conocimiento en impresión 3D están fabricando máscaras faciales que funcionan como una primera barrera para evitar contagios.

En Banfield, provincia de Buenos Aires, Guillermo y Gerónimo Cabrera imprimen soportes en 3D, a los que luego le añaden una lámina de acetato y un elástico. Desde hace algunos años, padre e hijo crearon la iniciativa solidaria «Te doy una mano» y en su taller imprimen prótesis para niños que no tienen manos. En el contexto de la pandemia, decidieron elaborar estos insumos.

«Estamos tratando de aportar un granito de arena desde nuestro humilde lugar para que a nuestros superhéroes que van a los hospitales todos los días no les falten insumos y se sientan protegidos«, manifestó Gerónimo Cabrera en diálogo con RECONECTAR.

Desarrolladores de diversos puntos de Entre Ríos, con base en Paraná, también confeccionan este tipo de viseras. Ya han entregado las primeras y además planean elaborar repuestos especiales de equipos médicos o técnicos que hagan falta y no se consigan y equipos de dosificación de jabón y alcohol.

Gabriel Ramírez, integrante de la empresa Minna 3D y uno de los impulsores de la agrupación solidaria Ubuntu ER, que nuclea a desarrolladores y makers entrerrianos, muestra en este video cómo es, en líneas generales, el proceso de impresión:

Los trabajadores de salud o seguridad y las instituciones que quieran solicitar elementos pueden hacerlo a través del e-mail [email protected]. «Obviamente, es todo sin costo», señaló el desarrollador.

El grupo Ubuntu ER reúne a más de 20 personas. Cada uno imprime en su casa o taller y luego coordinan para enviar los insumos. «La realidad es que el COVID-19 va a quedarse un tiempo. La demanda es grande y vamos a necesitar la colaboración de todos los impresores», sostuvo Gabriel Ramírez. Invitan a quienes quieran formar parte a contactarse vía e-mail: [email protected] También se reciben donaciones económicas.

Equipo de desinfección con luz UV

Los bioingenieros Santiago Romero Ayala -en Paraná- y Sebastián Ili Flores -en Buenos Aires- junto a Fabián y Claudio Cerrudo de la empresa paranaense Metalcerr, estudiantes avanzados de Bioingeniería y otros profesionales desarrollaron un equipo móvil de desinfección del aire y superficies basado en el efecto germicida de la luz UV-C, al que llamaron Lumi.

Se trata de un dispositivo que en pocos minutos elimina el 95% de la carga viral en salas de hospitales y de este modo reduce la exposición del personal de salud al coronavirus COVID-19. Ya instalaron dos equipos, como parte del proceso de validación del sistema: uno en el hospital Posadas y otro en el hospital de Agudos Dr. Paroissien, ambos ubicados en la provincia de Buenos Aires.

«La idea surgió a partir de la necesidad de poder generar un ambiente más limpio y seguro para los profesionales de la salud y las personas que asisten a los hospitales», contó Sebastián Ili Flores en diálogo con RECONECTAR.

«También vimos que en otros países, sobre todo en Europa, se habían desarrollados dispositivos similares y que China había comprado 20 mil de estos dispositivos. De esta forma, nos centramos en tratar de desarrollar un dispositivo para Argentina con pocos insumos, que fuera simple de fabricar y que no tuviera partes electrónicas complicadas» para poder elaborarlos con rapidez, añadió Santiago Romero Ayala.

La Universidad fabrica insumos

La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Entre Ríos -FI UNER- también lleva adelante diversas iniciativas en medio de la emergencia sanitaria. «Armamos grupos de trabajo para dar respuesta a distintas problemáticas, con gente que está colaborando desde distintos puntos del país», detalló el bioingeniero Juan Manuel Reta en diálogo con esta redacción.

Por un lado, «nos propusimos buscar soluciones a través de la impresión 3D. El objetivo es evaluar la demanda de insumos que pueden escasear y evaluar soluciones con diseños que ya existen o la posibilidad de diseñar algo si hace falta. Analizamos todo lo que se hace teniendo en cuenta las normativas aplicables», indicó.

En ese sentido, «se diseñaron máscaras de protección facial completa. A partir de una convocatoria que hizo el Instituto Nacional de Tecnología Industrial -INTI-, nosotros propusimos nuestro diseño y el Ministerio de Salud de Buenos Aires lo eligió como el mejor para recomendar a los makers», señaló.

«Además estamos trabajando en la producción de una mascarilla con filtro de partículas, como los barbijos pero que no sea descartable sino que se pueda desinfectar y solo cambiar el filtro. Son inyectadas, pero las prototipamos con impresión 3D», agregó Juan Manuel Reta.

Las otras líneas de trabajo tienen que ver con trajes de protección personal, que son como los camisolines, accesorios para equipamiento médicoshisopos para toma de muestras. «Son necesidades que surgen a partir de la interacción con diversos profesionales y miembros del equipo», remarcó el bioingeniero a cargo del área de Prototipado Electrónico e Impresión 3D.

Quienes deseen conocer más o sumarse a colaborar, pueden hacerlo ingresando a este link.

«En esta experiencia que estamos viviendo es muy llamativo cómo la gente llama para ponerse a disposición y cómo muchos se han acercado y han ofrecido distintos recursos, en forma completamente desinteresada. Muchos estamos con ocupaciones, seguimos trabajando pero nos hacemos un espacio para ayudar. Es una etapa, además, en la que entendemos fuertemente el sentido de nuestra profesión, la utilidad que tiene y el aporte que podemos hacer en tiempos como este», concluyó Reta.

Ver Nota original

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *